¡Arde la calle!

£1.00

Este libro está diseñado para aquellos que no están empapados de estas y otras subculturas, todo contado a través de un viaje musical, con datos importantes acerca de los grupos que conforman estos movimientos no sólo en México sino en el resto del mundo.

Descripción

En estas páginas es posible escuchar el sonido de la calle que arde. En ella desfilan darks, sonideros, punks, metaleros, emos, y hasta policías que los observan con suspicacia.

[alaya_toggle status=»off» title=»Sello»]Mondadori[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Fecha de publicación»]Junio 1, 2010[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Medidas»]150 x 230[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Páginas»]248[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»ISBN»]9786073100113[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»EAN»]9786073100113[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Contenido»]

Los estudiosos de la sociología (David Reisman en los años 50, Dick Hebdige a finales de los 70 e incluso el autor mexicano José Agustín en la década de los noventa) han realizado diversas investigaciones tratando de definir, en el tejido social, las diferencias entre la cultura dominante o corriente principal y los subgrupos que desarrollan códigos propios al margen de ella. Dado que tales subgrupos suelen ser pequeños y encuentran en las grandes concentraciones urbanas un terreno fértil para crecer, se suele emplear el término “tribus urbanas” para hacer referencia a ellos.

Estas subculturas ejercen una especial fascinación en México, donde un público joven se interesa en conocer sobre ellas o en adherirse a alguna. El fenómeno puede estar relacionado con miles de factores, quizá uno de ellos sea la necesidad presentada por varios segmentos poblacionales de identificarse con su entorno y su tiempo.
Claro que las etiquetas representan un riesgo, pues se trata de pequeños cajones teóricos donde se pretende colocar a seres humanos: entidades complejas, cambiantes, dueñas de múltiples emociones, gustos, deseos. Tanto las nuevas tecnologías como las modas mantienen a estos grupos en movimiento perpetuo, de manera que resulta complicado asentar su existencia en papel, apenas comienza su consolidación cuando declaran su propia extinción o transforman radicalmente su discurso.

Podríamos decir que estos grupos funcionan como pequeños equipos de futbol, con una cancha tan grande como el globo mismo. Aquí las camisetas son cambiantes, dependen de la edad, las modas, la tecnología, el rumbo, el color de pelo o el material del que están fabricadas unas zapatillas. Y no se compite. Si acaso hay un trofeo al final de la jornada, es la vida misma y el derecho a vivirla bajo los términos que cada uno, no otros, ha establecido.

[/alaya_toggle]

[alaya_toggle status=»off» title=»Argumentos»]
  • Este libro es una invitación para que los lectores den un vistazo al interior de estos subgrupos, sus inicios y las nuevas corrientes.
  • El texto es ligero y fácil de leer, ofrece muchos datos acerca de los grupos musicales que conforman estas subculturas, los lugares de reunión, sitios de internet además de libros y películas que suelen comprar: es una guía musical muy completa.
  • La obra está repleta de ilustraciones que identifican a los diferentes grupos y cada una tiene una descripción, que de manera humorística nos ayuda a comprender las diferencias entre cada uno.
  • El autor es un personaje conocido en la radio pues tiene muchos años de experiencia en el segmento musical y cuenta con un público cautivo. [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»off» title=»Público»]
  • Lectores que quieran acercarse a las subculturas en México.
  • Público que sigue de cerca al autor y demás personas que ya están identificadas con alguna corriente. [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»open» title=»¿Existe en ebook?»][/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»En los medios»]

Nota 1 Azteca Noticias

[/alaya_toggle]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “¡Arde la calle!”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.