Hacia el infinito

£1.00

En Hacia el infinito, un libro tierno y a menudo divertido, Jane Hawking, que estuvo casada con el científico Stephen Hawking durante más de veinte años, describe con afecto al hombre y al genio, exponiendo con franqueza los dilemas dolorosos de su matrimonio y la época más turbulenta de una historia de amor que ahora ya forma parte de su pasado. El resultado es un retrato inteligente y optimista de una relación peculiar, obra de una mujer valiente que aprendió a amar en tiempos difíciles y ahora recuerda sin rencor los años más importantes de su vida.

Categorías: , Etiquetas: ,

Descripción

Las memorias de la que fue la esposa de unos de los grandes genios de nuestro tiempo: Stephen Hawking.

[alaya_toggle status=»off» title=»Sello»]Lumen[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Fecha de publicación»]Enero 1, 2015[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Medidas»]230 X 151[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Páginas»]560[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»ISBN»]9786073128919[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»EAN»]9786073128919[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Contenido»]

Jane Hawking recorre los años de su matrimonio con uno de los genios más relevantes de nuestra historia reciente, Stephen Hawking. Jane y Stephen se conocieron dos años antes de que le fuera diagnosticada su enfermedad y una esperanza de vida de dos años. Sin embargo, enamorados como estaban, siguieron adelante con la boda. Desde ese momento, Jane, asumió todas las tareas relativas a la vida de Stephen, que incluían desde la asistencia médica a cualquier mínima gestión en torno a sus vidas (buscar casa, decorarla, encontrar dinero para sufragar los gastos médicos, incluso para encontrar una casa). Esta es la historia de una mujer joven que se convirtió en esposa, llegando a olvidarse de ella misma. Fueron largos años de viajes, conferencias, luchas por las mejoras en la ayuda a los discapacitados y más importante aún, la crianza de tres hijos. Jane afrontó esta tarea sola, con la mera ayuda de sus padres y de algunos amigos que les salieron al paso. Los Hawking nunca hicieron caso a la enfermedad de su hijo, y solo al final su madre mostró algo de misericordia.

A sus 33 años, Jane es una mujer sin vida propia a quien su marido ni siquiera reconoce en sus discursos de agradecimiento. Una mujer de científico ignorada como tantas otras en los años 60 y 70. Pero llegado un momento conoce a un profesor de música John con quien establece una relación platónica, y que la ayuda a manejar su día a día. En él encuentra consuelo a su soledad. Hawking nunca aceptó su enfermedad como tema de conversación de la pareja o la familia y mucho menos las necesidades de ella. Sin embargo, aceptó la ayuda de John y entendió que estuviera próximo a la familia con una única condición: que ella nunca lo dejara.

Los años fueron pasando y el éxito de Stephen fue en aumento. Llegaron el reconocimiento y el dinero, las ayudas, pero también la fama y las presiones. También se fue agravando su enfermedad y cada vez necesitaba de más enfermeras y más asistencia para poder seguir con su ritmo de vida. Escribió Breve historia del tiempo, que se convirtió en un éxito de inmediato. A medida que su fama creció, su ego y quizá la enfermedad le fueron convirtiendo en una persona más despótica. Lo que parecía un acuerdo entre John, Jane (que nunca tuvieron relaciones sexuales) y Stephen, resultó finalmente no ser del agrado del genio. Este comenzó una aventura con una de sus enfermeras y abandonó la casa.

Cuando la noticia se filtró a la prensa, todos pensaron que Jane era la que le había sido desleal. Nada más lejos de la realidad. Tan pronto el tema se hizo oficial, las instituciones, la universidad, todos le dieron la espalda a Jane que se vio instada a abandonar su casa y a luchar por la custodia de su hijo. Sustituida por Eleine Mason, la enfermera, Jane desapareció del mapa ante los ojos de todos, como si nunca hubiera estado allí.

Esta biografía es una carta a sí misma, un relato emotivo de una mujer que sin rencor pero desde la distancia quiere contar con su propia voz quien fue y cómo fue en realidad su vida junto al genio. Un relato altamente emotivo, descorazonador en ocasiones que sin duda atrapa al lector y lo conmueve. Es también un ejemplo inspirador para todos aquellos que conviven con enfermos con discapacitados o en situaciones de dependencia. Pasados ya años de su divorcio, Jane ofrece una visión tierna y generosa de lo que quiere resumir como la maravilla de haber podido vivir al lado de alguien tan especial, un genio, a pesar de sus defectos. [/alaya_toggle]

[alaya_toggle status=»off» title=»Argumentos»]
  • Stephen Kawking, uno de los genios de nuestro tiempo, es un hombre especial: convivir con él fue un privilegio y una tortura. Aquí está la verdadera historia de su matrimonio.
  • Una película de Oscar que respalda el libro.
  • La emotividad que desprende el libro.
    [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»off» title=»Público»]
  • Fundamentalmente mujeres pero también hombres.
  • Historia de amor y superación, y un relato que habla del mundo de la ciencia y de las mujeres que conviven con genios.
  • Para lectores que han disfrutado con Una mente prodigiosa o Mi pie izquierdo.
  • El ambiente de Cambridge también nos lleva a El club de los poetas muertos.
    [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»open» title=»¿Existe en ebook?»][/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»En los medios»]

Nota 1 El Huffington Post

Nota 2 El País

[/alaya_toggle]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Hacia el infinito”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.