Imbéciles anónimos

£1.00

Imagínate una casa en Cuernavaca, en medio de la nada, que pides prestada a un amigo para exorcizar tus demonios en soledad. Imagina que llegas y, como por arte de magia, va formándose un grupo de imbéciles a los que en tu vida has visto, que aparecen ahí con la misma intención que tú. Imagina entonces un crimen inesperado, del que te vuelves cómplice sin comprender cómo es que de ser un desgraciado te has convertido, de repente, en un asesino. A partir de ese momento, sobra decir que nada volverá a ser igual.

Descripción

Pepe Leyva decide jugarles una broma pesada a sus amigos, y citarlos al mismo tiempo en una casa que todos suponían desierta. A partir de ese momento, ya nada volverá a ser igual.

[alaya_toggle status=»off» title=»Sello»]Mondadori[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Fecha de publicación»]Septiembre 1, 2011[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Medidas»]135 x 230[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Páginas»]328[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»ISBN»]9786073105965[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»EAN»]9786073105965[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Contenido»]

Marsé es gerontófilo: lo último que recibió de su amante de más de 50 años fue una bofetada: lo justo. Sunny B. es feminista y machorra: quiso conquistar al DJ de sus sueños, pero un par de zorras (que sí estaban buenas) le comieron el mandado. Elías es cocainómano, y se ganó una paliza por besar a una mujer ajena. Carlos es escritor, tiene dos hijos, y es homosexual; Fernando, su pareja, le armó una escenita en la presentación de su libro, ya no puede más ni con él ni con la farsa de la heterosexualidad. Todos son amigos de Pepe Leyva, a quien piden, por separado, su casa de Cuernavaca para pasar el (mismo) fin de semana. Pepe decide jugarles una broma pesada, y a todos les dice que sí sin decirles que se encontrarán con los demás. Todos son amigos de Pepe, pero no se conocen entre ellos.

A Elías lo detienen en la carretera: está drogado. Pepe interviene para que no lo encierren, llama a su amigo, el comandante Gutiérrez, a quien tiene en alta estima. El comandante suelta a Elías a cambio de que le compre un cargamento de estupefacientes. Esa misma noche pasará a cobrar a casa de Pepe. Elías no puede decir que no, así que con esa consigna se dirige hacia la casa donde los imbéciles anónimos van presentándose uno a uno. Luego de confesar por qué están ahí, llega el comandante Gutiérrez. Encañona a Sunny B. y amenaza con violarla. Amenazante, lanza a Sunny B. al piso y apunta hacia los chicos,Sunny B. lo tira de una patada y los demás lo rematan a sillazos, a botellazos, a puntapiés. Lo matan y lo entierran en el jardín. Se autodenominan “Los Imponderables” y deciden llevarse el secreto a la tumba.

Se reincorporan a su realidad y todos toman un rumbo distinto: Marsé se enamora de la hija de su última amante; Sunny B. asume su feminidad y consigue que el DJ Kryptos se fije en ella; Carlos termina con Fernando y le pide a Alma que unan sus vidas; Elías deja las drogas y se enamora de la exmujer de Carlos. Todo marchaba más o menos sobre ruedas hasta que Carlos decide regresar y abrir la caja de Pandora: ¿quién era aquel sujeto al que asesinaron? Vuelve a Cuernavaca, se mete en la casa del difunto y encuentra una caja con cartas y fotografías. Unas y otras pertenecen a los padres de Leyva, muertos desde hace tiempo. Por medio de las cartas descubriremos que fue el comandante Gutiérrez quien asesinara tanto a los padres como a los hermanos de Leyva para vengarse de la madre de éste, quien en sus años de militancia revolucionara decidiera poner fin a la vida de los corruptos hermanos del comandante Gutiérrez. La novela termina en la casa de Cuernavaca, donde «Los Imponderables» le confiesan a Pepe Leyva sus hallazgos y sus proezas.

Imbéciles Anónimos es una novela de euforia prolongada por el beat de un dj. Pero también es una explosión de rabia nihilista como distintivo generacional. En su primera novela, José Mariano Leyva se perfila como un exquisito narrador kamikaze que con la narcosis, el sexo sin profilaxis, la música electrónica y el gadget tecnológico como fuselaje, estalla contra el aquí y el ahora de una sociedad predecible y aburrida. El impulso vital de un grupo de amigos “hermosos y malditos” (diría Scott Fitzgerald), es el combustible de esta historia”. – J. M. Servín.

[/alaya_toggle]

[alaya_toggle status=»off» title=»Argumentos»]
  • Novela ganadora del Premio José Rubén Romero en 2009.
  • Es una novela ácida, muy bien escrita, que revela las inquietudes de una generación entera.
  • Los personajes son redondos, contundentes. La historia es circular y está muy bien llevada: fluye sin contratiempos
  • Hay un cambio de narrador inesperado, muy refrescante[/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»off» title=»Público»]
  • Lectores de literatura mexicana contemporánea. [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»open» title=»¿Existe en ebook?»][/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»En los medios»]

Nota 1 Nexos

[/alaya_toggle]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Imbéciles anónimos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.