Número Cero

£1.00

Colonna, un periodista, y otros seis colegas preparan el Número Cero, la edición anticipada del nuevo periódico, indagando en archivos que esconden los secretos ocultos de la CIA, del Vaticano y de la vida de Mussolini. Todo parece ir sobre ruedas hasta que un cadáver tendido en una callejuela de Milán, y un amor discreto, cambian el destino de nuestro héroe y el modo en que los lectores vamos a mirar la realidad, o lo que queda de ella.

Categorías: , Etiquetas: , ,

Descripción

Una novela que nos descubre la cara oscura del periodismo y la manera en que nuestra realidad está en manos de quienes construyen las noticias.

[alaya_toggle status=»off» title=»Sello»]Lumen[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Fecha de publicación»]Abril 1, 2015[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Medidas»]150 x 230[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Páginas»]224[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»ISBN»]9786071137265[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»EAN»]9786071137265[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Contenido»]

“Los perdedores y los autodidactas siempre saben mucho más que los ganadores. Si quieres ganar, tienes que concentrarte en un solo objetivo, y más te vale no perder el tiempo en saber más: el placer de la erudición está reservado a los perdedores.”

Con estas credenciales se nos presenta el protagonista de Número Cero, un tal Colonna, un tipo de unos cincuenta años, baqueteado por la vida, que en abril de 1992 recibe una extraña propuesta del señor Simei: se trata de convertirse en sub director de un periódico que se va a titular Mañana y que de alguna manera va a adelantarse a los acontecimientos a base de suposiciones y mucha imaginación. El periódico tendrá un talante popular y un estilo muy cercano al público lector: frases simples, resultonas, que atrapen la atención de quien quiere enterarse de las cosas pero no está dispuesto a pensar.

Este supuesto periódico nunca saldrá a la luz, pero sus 12 “Número 0” servirán a quien está financiando a Simei para chantajear a los banqueros y políticos de turno y entrar en las altas esferas del poder. Si finalmente la operación falla, Colonna será el encargado de escribir un ensayo donde se cuenta la “verdadera” historia de un periódico que nunca vio la luz porque su voz honesta ha sido acallada por la casta…y naturalmente el libro lo firmará Simei.

Colonna, que hasta la fecha ha malvivido como documentalista para distintos periódicos y editoriales, y en palabras de su ex mujer es un perdedor compulsivo, acepta el reto a cambio de una cantidad considerable de dinero, y arranca la aventura.

Se reúnen en una redacción Simei, Colonna y otros cinco periodistas, entre ellos una mujer. Todos proceden de periodicuchos de poca monta, y sus funciones hasta ahora a menudo se han limitado a relatar amoríos de famosos o a la redacción de esquelas y crucigramas. Por fin parece haber llegado su gran momento, ya que ninguno de ellos sabe el verdadero cometido del nuevo periódico: creen que podrán escribir artículos de opinión, relatar noticias importantes… Lo que no saben es que no importa que estas noticias respondan a la realidad.

El trabajo empieza, basándose en hechos que ya fueron noticia, para que los redactores se adapten al nuevo ambiente y aprendan cómo convertir una simple opinión en noticia. El mensaje de Simei es meridiano: no son las noticias las que conforman el periódico, sino que el periódico crea la noticia, insinuando, entrecomillando, o contando una vieja historia de una manera nueva. Y además hay otra consigna: de ninguna manera habrá que dañar los intereses cercanos o remotos de quién financia el periódico.

Así las cosas, empiezan los paseos nocturnos de Colonna y Braggadocio, uno de los redactores, por las calles de Milán. Delante de unos vasos de vino peleón, florecen las conjeturas, que van de los trapicheos de la mafia, el Vaticano y las intrigas políticas hasta una posible “segunda vida” de Mussolini, que podría no haber muerto. Empiezan también los primeros escarceos sentimentales entre Colonna y Maia, la única mujer que forma parte del grupo.

Pasan los días, y a principios de junio lo que parecían puras charlas se convierten en trágica realidad: Braggadocio es asesinado, y no se sabe bien si el crimen se debe a lo que sabe o a lo que inventa. Simei decide cerrar el periódico y la aventura acaba. Por otra parte, lo que parecía un amorío entre Colonna y Maia se convierte en una relación sólida.

Los dos, refugiados en una pequeña casa cerca del lago de Orta, intentan superar la sensación de ser perseguidos, puesto que Colonna sabía de las investigaciones de Braggadocio, hasta que una noche, viendo por casualidad un documental de la BBC, un hecho inesperado y curioso los libera…volviéndolos sabios y cínicos. [/alaya_toggle]

[alaya_toggle status=»off» title=»Argumentos»]
  • La novela más reciente de Umberto Eco.
  • La actualidad rabiosa del tema: corrupción política, económica y de valores.
  • Una reflexión brillante sobre la función de la prensa en nuestra sociedad.
  • La trama, que atrapa por ritmo e inteligencia.
  • El tono divertido de la novela. [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»off» title=»Público»]
  • Los lectores de Eco, pero también los indignados por la corrupción, los escépticos, los que pretenden reírse de manera inteligente de nuestra realidad, poniendo en duda lo que se nos cuenta de ella.
  • Los que ven “News Room” y “House of Cards”, los que han disfrutado con “Inside Job” y se compran la Vanguardia los sábados para leer las sabatinas de Morán.
  • Una auténtica joya para la gente que se dedica al periodismo, hasta el punto de que esta novela debería ser lectura obligatoria en las facultades de periodismo e información.[/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»open» title=»¿Existe en ebook?»][/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»En los medios»]

Nota 1 El País, Babelia

Nota 2 Papel en blanco

[/alaya_toggle]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Número Cero”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.