Toro

£1.00

La violencia que los humanos ejercen sobre el mundo animal queda aquí desplegada con terrible desnudez, pero también los impulsos sordos del instinto animal que, en este caso, conducen al placer de la destrucción. Joseph Smith logra en este muy acabado relato de apenas cien páginas, esbozar una fábula a favor de la ecología, sin fundamentalismos, ni gritos, ni información absurda, simplemente aludiendo a una vieja tradición de la narrativa, la de colocar al lector en la piel de un animal y volverlo víctima de los abusos humanos.

Descripción

La historia de un toro de lidia, narrada por él mismo, que descubre en la edad adulta su potencial para matar.

[alaya_toggle status=»off» title=»Sello»]Mondadori[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Fecha de publicación»]Marzo 4, 2011[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Medidas»]135 x 230[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Páginas»]192[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»ISBN»]9788439723493[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»EAN»]9788439723493[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Contenido»]

Un toro vive tranquilo en una granja, su vida cotidiana supone largas estancias en un corral, donde se dedica a la contemplación de las matas, de la tierra y de las estrellas. Los personajes que le rodean son un chico, una chica y un hombre adulto, además de un caballo, Grey. El hombre y el chico se comportan de forma salvaje, golpean al toro y lo desprecian. La chica siente una gran atracción por él y busca siempre un contacto amable con el animal, por más efímero que sea. Grey es la otra presencia animal que le recuerda constantemente al toro lo que es y no es: un cuerpo masivo, lento, poco elegante, y no una criatura ágil y elegante. Pero entre el caballo y el toro no hay comunicación, a diferencia de otras fábulas, aquí los animales no se hablan entre sí ni comprenden exactamente la naturaleza del otro. Lo mismo sucede, obviamente, entre los humanos y el toro, mientras que los primeros piensan lo que ya sabemos, el toro vuelve objetivas las acciones de los humanos como meros gestos que interpreta a partir de su instinto.

Esta es la historia de cómo evoluciona el instinto, como va surgiendo en el toro, quien un día, por un azar, escapa de su corral y es atacado por lo perros de la granja a los que destroza salvajemente, entendiendo entonces el placer de cornear y arrojar por los aires a quien se le ponga enfrente. Desde ese momento, el toro pone en práctica la cualidad que acaba de descubrir, cualidad que le da sentido absoluto a su existencia a pesar de que a veces tenga atisbos, aunque sean ligeros y efímeros, de arrepentimiento. Comienza entonces una breve carrera de destrozos en la granja. Ataca a la chica, destroza el establo y hiere a Grey. El hombre de la granja se desespera tanto que casi mata al toro, pero al final se detiene ante el inminente traslado y, suponemos, venta del animal. Un hombre llega para llevárselo a la plaza en la que, finalmente, dará su última batalla.

[/alaya_toggle]

[alaya_toggle status=»off» title=»Argumentos»]
  • Smith vuelve a las andadas –como ya hizo con El lobo–, con esta descripción del mundo interno de un toro, desde su perspectiva entendemos porque el mundo animal y el humano son tan distintos y por qué son incapaces de comunicarse.
  • La muy depurada voz del toro, el refinamiento de la escritura y la profundidad conceptual hacen de esta novela una rara mezcla de emoción fabulosa y reflexión ecologista que puede llegar sin empacho a un amplio público. [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»off» title=»Público»]
  • Lectores jóvenes.
  • Lectores del Principito.
  • Lectores de relatos cortos y lúcidos.[/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»open» title=»¿Existe en ebook?»][/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»En los medios»] [/alaya_toggle]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Toro”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.