El siglo

£1.00

Una novela que se adentra en los mecanismos de la delación y la supervivencia, del dominio y la traición de los semejantes, y que fue, durante mucho tiempo, una de las preferidas de su autor.

Descripción

Un relato temprano, cuando nadie se atrevía, sobre las ignominias del franquismo.

[alaya_toggle status=»off» title=»Sello»]DeBolsillo[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Fecha de publicación»]Mayo 1, 2007[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Medidas»]125 x 190[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Páginas»]256[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»ISBN»]9789707807020[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»EAN»]9789707807020[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Contenido»]

Una de las novelas que Marías más aprecia y considerada por él como la mejor de cuantas había escrito. En El siglo, con la historia del juez Casaldáliga, que en su búsqueda de lo absoluto acabó convirtiéndose, a los 39 años, en delator, aparecen algunos de los temas que caracterizaran sus novelas posteriores: la relación entre el carácter y el destino, el azar y la culpa, la identidad propia forjada por otros. En las páginas que el autor dedica a la vileza de la traición, está el antecedente de Tu rostro mañana.

Esta novela, junto a Herrumbrosas lanzas, de Benet, fue considerada en 1985 como la mejor novela de la democracia. Marías ha escrito sobre este libro: “El siglo es un libro bien raro, con sus capítulos alternados en primera y tercera persona. En la serie impar, el narrador, Casaldáliga, anciano y agonizante desde hace tiempo, inmóvil ante el lago junto al que vive ya retirado de su profesión de juez, rememora su pasado y relata su situación presente, en la que hay más de farsa que de ninguna otra cosa. En la serie par, se va contando la historia de ese mismo personaje hasta sus treinta y nueve años, y debe entenderse que es alguien que nació con el siglo, en 1900.

A la búsqueda de un destino ‘nítido e inconfundible’, intenta primero ser mártir por amor, luego héroe de guerra, para finalmente convertirse en delator. Aunque más que intentar los dos primeros destinos, acaricia la idea de que se lo empuje a ellos, ya que ésta es la historia de un abúlico, un cobarde, un pasivo y un indeciso, al menos hasta ese año de 1939 en que por fin empezó a ser activo. Creo que si me interesó este asunto fue en parte por una cuestión familiar… Con esta novela quise, en parte, intentar explicarme de qué modo personas valiosas o meritorias, de las que en principio era difícil esperar vilezas, podían llegar a cometer la mayor de todas sin verse aparentemente conminadas ni forzadas a ello… Hoy ya no escribo del mismo modo, pero creo que los libros quedan falseados si los corrige el autor cuando, como en este caso, lleva unas cuantas obras y bastantes años más sobre sus espaldas. Yo tenía treinta de edad cuando terminé El siglo… »

[/alaya_toggle]

[alaya_toggle status=»off» title=»Argumentos»]
  • El siglo fue, durante mucho tiempo, una de las novelas preferidas por su autor. En ella se narra la historia del juez Casaldáliga, que en su juventud buscó un destino nítido e inconfundible y, con treinta y nueve años, se convirtió en delator.
  • Una novela en la que aparecen muchos de los temas troncales de la narrativa posterior de Marías, como la vileza de la traición.[/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»off» title=»Público»]
  • Amantes de la buena literatura, seguidores del autor.
  • Lectores de literatura española. [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»open» title=»¿Existe en ebook?»]No[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»En los medios»] [/alaya_toggle]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El siglo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.