Ningún infierno

£1.00

Un oscuro personaje que habita en la Argentina sumida en la crisis lleva a cabo un proyecto donde el sexo y la destrucción ocupan toda su energía.

Descripción

La historia de una furia homicida: la de un joven que busca asesinar, torturar, degradar, violar, humillar. Y lo va logrando, salvaje e impune, porque nadie merece vivir y porque el mundo es una miseria que debe terminar.

[alaya_toggle status=»off» title=»Sello»]Alfaguara[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Fecha de publicación»]Agosto 1, 2015[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Medidas»]150 x 240[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Páginas»]408[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»ISBN»]9786073132084[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»EAN»]9786073132084[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»Contenido»]

Un joven apenas mayor de los veinte años cuenta la historia que se va sucediendo día a día, donde nunca habla de él sino lo más mínimo, no es la historia de su vida, ni de sus nostalgias las que nos va a relatar. Se trata de la búsqueda de un proyecto personal donde el sexo, la tortura, el castigo y la aniquilación ocupan todos sus esfuerzos. La conciencia que se revela en esta novela es la del mal perfecto, un ser que despiadadamente se ha puesto a cumplir la voluntad nihilista de la destrucción. En la sociedad drásticamente polarizada en la que actúa no toma bando por nadie, y ejecuta tanto a los miserables que se alimentan de la basura lo mismo que a la típica belleza argentina que arranca suspiros al pasar. El personaje de Hosne es una máquina de guerra que finge estar conforme con la realidad que le ha dejado el tiempo, pero que por las noches busca una víctima diferente para ponerle fin a sus días. Esta conciencia hace algo más que narrar la realidad, retrata la miseria, la cobardía, la medianía de todos aquellos que tienen la suerte de cruzarse en su camino. No es una crítica lo que lleva a cabo, es una diatriba manifiesta que se transforma en actos.

El lenguaje del libro no tiene concesiones con las “buenas maneras”, ni se censura ningún tipo de giro lingüístico prosaico, altisonante o procaz. Las palabrotas reciben justicia en esta obra, sin por esto convertirse en una obra que descuide la calidad literaria. Incluso se podría decir que construye mucho mejor las escenas y administra bien estos recursos que algunas novelas que se jactan de ser desinhibidas, precisamente porque la prosa no agota ni es reiterativa. A pesar de sus orgías, de sus asesinatos con lujo de crueldad, de sus descripciones violentas y de sus imágenes sicalípticas nunca cae en el regodeo; detrás de cada escena, de cada capítulo, se va construyendo una trama mayor, un andamiaje que sólo alcanza su cumbre al final.

Cualquiera que aprecie la acumulación, la intensificación de las historias, y que no lea sólo de línea en línea, sabrá apreciar que Ningún infierno crece como historia y se va constriñendo cada vez más. Su trama termina por materializar el nudo de una horca que se va cerrando lenta e inexorablemente alrededor de los personajes.

[/alaya_toggle]

[alaya_toggle status=»off» title=»Argumentos»]
  • Una novela llena de violencia; ácida y genocida.
  • Una novela de suspense latino.
  • El único precedente de una obra así es American Psycho. [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»off» title=»Público»]
  • Lectores de temas violentos.
  • Lectores de novela contemporánea. [/alaya_toggle]
[alaya_toggle status=»open» title=»¿Existe en ebook?»]No[/alaya_toggle] [alaya_toggle status=»off» title=»En los medios»] [/alaya_toggle]

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Ningún infierno”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.